Daniel Falleció en Diciembre de 1921. Pero el taller no quedó huérfano y su artesanía brilló durante los años 20 y 30 bajo la dirección y trabajo de sus hijos Juan, Esperanza y Teodora Zuloaga estringana. Participarían en multitud de ferias y exposiciones internacionales. En la década de los años 30 es cuando Juan y Daniel Zuloaga Olalla, Hijos de Juan Zuloaga Estringana, inician su formación y colaboración en las labores del taller.
        Si el primer tercio de Siglo fue de crecimiento y de estabilidad, la gran Depresión y sobretodo la Guerra Civil significó el ocaso comercial del taller, como de muchas cosas que ya no volverían a ser igual en España. Con la Segunda Guerra Mundial se acrecentó el aislamiento en el plano internacional. Para poder preservar el legado artístico del taller en el año 1947 se vendió la Iglesia de San Juan de los Caballeros al estado y este la declaró Museo y Escuela de Cerámica “Daniel Zuloaga”.
        Con la crisis económica del país, llamados por Fernando Arranz (Antiguo alumno de Daniel Zuloaga Boneta), Juan y su hijo Daniel Zuloaga Olalla marcharon en 1951 a Argentina para crear y dirigir la escuela de cerámica de Mar de Plata. Juan, enfermo, regresará pronto a Segovia donde morirá en 1968, sus hermanas Esperanza y Cándida y su hijo Juan ya hacía años que habían fallecido. Mientras tanto aquí a mediados de los años 50 la escuela terminó por cerrar y la producción de cerámica se paró.
      Los Hijos de Daniel Zuloaga Boneta (1921-1968)
Daniel Zuloaga Olalla, Fernando Arranz y Juan Zuloaga Estringana. Mar del Plata, Argentina 1951.
Fotografía de Daniel Zuloaga Olalla junto a la escultura de Daniel Zuloaga Boneta realizada por Emiliano Barral en 1924.
Cerámica Zuloaga Segovia
Enlace a mi PortfolioWeb
Español
English
Français